jueves

La Reforma no Acabó


Mark A. Noll profesor de Historia en la Universidad de Notre Dame, y perteneciente a la iglesia evangélica, dijo cosas interesantes acerca de la "mente evangélica" y sobre una curiosa situación histórica que estábamos viviendo hoy día; decía lo siguiente: "Los evangélicos actuales son los descendientes espirituales de líderes y movimientos que se distinguieron por la creatividad, por examinar, y ponerle una fructífera atención a la mente."

Cuando se habla de Reforma, todos pensamos en Lutero, en el siglo XVI, y en que eso hizo que la Iglesia Católica de entonces tuviera que ser confrontada con cosas que hombres sin pudor ni temor de Dios, fueron añadiendo con engaño desde el siglo VI d.C. cosas que jamás tuvieron una base bíblica que las apoyara. Fue necesario que gente como Lutero o Calvino alzaran la voz DESPUÉS de haber leído las Escrituras, para denunciar desviaciones evidentes... Esa Reforma dio pie a la iglesia protestante, y a la postre a la evangélica. La cuestión es que muchos evangélicos hoy día ven eso como historia, y no han pensado en lo que Mark Noll y otros muchos cristianos mantenemos aún en firme: La Reforma, no ha acabado.

Dios nos llama así: "No os conforméis a este siglo, sino transformaos, mediante la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cual sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta" (Romanos 12:2)

-Conforméis es "susjematizo" en griego, y significa "formar en forma parecida, conformar al mismo patrón"
-Siglo era "aión" en griego, y significa "una era", "tiempo de este mundo", "universo"
-Transformaos proviene del griego "metamorfóo", transformar o transfigurar (recuerda la metamorfosis que nos enseñan en los colegios: Una oruga CAMBIA POR COMPLETO y se transforma en una hermosa mariposa)
-Entendimiento ("noús" en griego) habla de "pensamiento, sentimiento o voluntad".

Y el sentido de la frase, es de algo continuo, es decir, algo que no tiene final, que debe suceder sin parar. Si hacemos una paráfrasis con estos significados que no siempre tenemos en cuenta, podría quedar algo así como:

No os acomodéis a los patrones del tiempo en que vivís ni a sus sistemas, sino cambiad por completo para ser algo distinto de lo que erais antes, haciendo que vuestros pensamientos, vuestros sentimientos y aún vuestra voluntad, sean totalmente nuevos, adaptados a la manera en que Dios quiere que seáis... Y nunca dejéis de hacer esto.

Podríamos tratar más textos, pero no lo haré por no hacer demasiado extensa esta reflexión. pero si alguien quiere, puede contactar conmigo, o MUCHO MEJOR AÚN, puede buscar por sí mismo lo que la Biblia dice de verdad, que al fin y al cabo, es lo que Dios pretende verdaderamente que hagamos.

Lo que llamamos Reforma fue algo histórico que cambió muchas cosas del cristianismo que se habían desviado en la Edad Media, cosas que se tergiversaron por dejar la Biblia a un lado, y porque falsos maestros entraron en la iglesia, ocuparon puestos de poder, y comenzaron a inventarse cosas que Dios no decía... Y la gente los creyó.

Ahora, cualquiera que lea estas palabras, también tiene posibilidades de poseer una Biblia para leerla, pero sin darnos cuenta, hemos caído de nuevo en el sistema, en el "modelo" del que un día Dios nos sacó. Lutero confrontó bíblicamente que un hombre (aunque se llamara Papa) ni era infalible ni conocía toda la verdad de Dios, y como inicio a la reflexión, solo dejaré unas preguntas en el aire: ¿Hemos vuelto a creer en la existencia del Papa en las iglesias evangélicas? ¿Creemos sin cuestionar todo cuanto un hombre nos dice sin EXAMINARLO en la Biblia? ¿Es necesario creer a los hombres aún sin estar seguro de que Dios dice lo mismo? Si crees todo lo que te dicen y no estudias a la luz del Espíritu Santo y de sus Escrituras ¿Cómo conocerás si lo que escuchas de uno y otro lado es verdad o mentira? Recuerda, hoy día podemos escuchar supuestas "palabras de Dios" en muchos sitios: Internet, TV, Radio, Iglesias... ¿Creerás sin dudar lo que te digan en todos esos sitios o buscarás la verdad contrastada de la Biblia? ¿Me creerás también a mí? Mi opinión vale poco, y si me apuras, la de cualquier hombre, por erudito que parezca, vale lo mismo: La opinión que de veras me interesa conocer es la de Dios: ÉL CONOCE TODA LA VERDAD PUES ÉL MISMO ES VERDAD... Acude a la fuente de aguas vivas que es Dios, y no te conformes solo con "agua embotellada" de alguna radio cristiana, iglesia o cadena de televisión.

Nuestros "hermanos" medievales, creían cuanto les decían por dos razones:
1) El que se oponía, moría, a veces después de ser brutalmente torturado.
2) No tenían una Biblia en sus manos, y no les quedaba otra forma de ver a Dios que la que les enseñaban en las monumentales y enriquecidas iglesias...

Pero hoy día, eso no es excusa, pues Dios nos ha dado mente para pensar, Biblias para leer, y lo más importante, el Espíritu Santo para guiarnos a toda la verdad.

Volviendo a la frase con que empezaba este artículo, si algo distinguió a los cristianos reformadores (y a los que comenzaron diversos movimientos o denominaciones evangélicas) fue que EXAMINABAN TODO Y RETENÍAN LO BUENO... SOLO LO BUENO, y tenían la mente abierta para que el Santo Espíritu los inspirara, los transformara, les dijera cada día qué cosas debían cambiar... Y cuando lo lograban, siempre había un nuevo reto, una nueva meta, una nueva revelación... "El camino de los justos va en aumento, hasta que el día es perfecto" (Proverbios 4:18)

No te conformes con encender una linterna si sabes dónde está el interruptor de los potentes focos de un estadio de fútbol...

La luz debe ir creciendo, la revelación debe ir aumentando, el conocimiento y la vida en integridad que conlleva conocer la Santa Palabra nunca deben cesar de crecer hasta acercarse a la estatura de la plenitud de Cristo.

La Reforma no ha acabado, aún arrastramos cosas que no cambiaron en el siglo XVI, ni en el XX, y que hoy, si queremos ver la gloria de Dios moviéndose en medio nuestra, debemos "transfigurar" (metamorfóo gr.) Pide a Dios que abra tus ojos, y no te dejes llevar por las corrientes de este mundo"

6 comentarios:

EOP/Biografías dijo...

David
Esto que planteas es algo en lo que pienso siempre. ¡Y hoy lo leo expresado con tanta claridad en tu blog!
Como judío mesiánico, que por alguna razón se congrega en una Iglesia bautista, veo algunas cosas que, según mi entender, deberían de profundizarse en la Reforma. Y con esto no pretendo judaizar ni mucho menos. Solo que la Reforma Protestante fue un hito que marcó el comienzo de un proceso que, más que "Reforma", me gusta llamarlo "Restauración".
Porque restaurar significa volver a los principios enseñados por el Mesías, Y reformar significa cambiar parcialmente la constitución de algo, para el caso la Iglesia Católica, una Institución emblemática de lo apóstata y execrable del siglo de Lutero(Perdóname si suena demasiado duro).
Pero, en fin, más allá de este comentario que refiere a mi formación, y que tiene tan solo la idea de presentarme, y de alguna manera tratar de explicar porqué pienso lo que pienso, coincido contigo en lo general.
La Iglesia debe continuar la Reforma, renovándose sobre las directrices marcadas por la Biblia.

Gran blog
¡Bendiciones!

El Peregrino dijo...

Hola, encantado de conocerte.
Estoy completamente de acuerdo en que la palabra más acertada sería RESTAURACIÓN; en efecto, así lo percibo. Si usé la palabra reforma es porque en el pueblo "evangélico" parece tener un cierto sentido especial. Estoy seguro que la meta de cualquier persona que crea en Jesús como el Mesías, es conocerle de la forma más cercana y personal posible, aprender de la riqueza de sus enseñanzas, de su integridad y ejemplo y, como cierta vez publiqué en un blog, volver a la fuente, a donde se inició todo, a Jesús mismo, pues el tiempo pasa, y pequeñas desviaciones se convierten a veces en grandes errores. Solo acudiendo a los orígenes, a Palabra de Dios, con una mente abierta, podemos alcanzar esa Restauración...

Gracias por tus palabras ¡Shalom!

el_soldado_desconocido dijo...

Gracias por dejar explícito las sospechas y convicciones de muchos de nosotros.

Dios te siga bendiciendo.

El Peregrino dijo...

Hola "Soldado Desconocido" Muchas gracias por tu saludo.
¿Sabes? Desde pequeño me enseñaron a practicar una religión mayoritaria, con el tiempo me di cuenta de que no decía "toda la verdad" y me moví a otra. Pasaron unos años y me decepcionó algo: Estaba más cerca (a mi entender) de la verdad bíblica, pero seguía siendo religiosidad. Por último, salté a otra denominación, buscando otro forma de vivir las cosas "espirituales" y a los años, me di cuenta de que era más de lo mismo, religiosidad con "remiendos nuevos", y al final de todo, eso se rompe. Hasta que los cristianos no seamos un reflejo veraz de Cristo, la gente no conocerá la verdad, y si no la buscamos nosotros, si no nos proponemos crecer en este conocer (intimar) con Jesús ¿Quién más nos la podrá enseñar?

Estoy harto de que la gente no pueda conocer al Jesús que regala la vida abundante por culpa de la imagen que muchísimas denominadas "iglesias cristianas" están dando al mundo... Y me he propuesto vivir esa vida abundante con la ayuda de Dios, para, si Él quiere, que otros puedan ver que la vida verdadera y victoriosa SI existe... SOLO en JESÚS. Un saludo

azarias dijo...

Hola, saludos en la verdad que nos hace libres si permanecemos en ella,Cristo,el verbo de vida y la roca viva sobre la que hay que edificar, o segun el tema que aqui se toca, reedificar o reconstruir, y no sobre el fundamento de ningun otro, como decia Pablo, refiriendose como sabemos a la obra que pudiera haber llevado a cabo otra persona.
Pues bien, yo pienso que la palabra clave para hablar del compromiso de abundar en la verdad de Dios para a continuacion hacerla practica de vida cristiana seria reconstruir o reedificar, para que no halla equivocos, la verdadera imagen que representa esto es la de la metamorfosis que explico mi hermano,una nueva creacion partiendo desde una antigua, la mariposa desde la oruga, no en vano uso el griego Dios en los originales del nuevo testamento,por su riqueza significativa y didactica a semejanza de sus parabolas,son palabras que nos hacen ver las cosas como puestas delante de nuestros ojos de una forma bien asimilable, ok, bien hasta aqui.
Ni la palabra reforma y aun menos la palabra restauracion son buenas de usar evidentemente...
las podemos usar de una forma coloquial,ok, pero no en forma erudita y mucho menos, en el uso teologico espiritual, en lo que significan realmente segun el uso comun o de interpretacion anclado desde la real academia de la lengua, ¿ por que? pues es evidente, cuando hablamos de reformar, ya estamos declarando que se trata de formar algo distinto a lo anterior pero sin dejar de contemplar la forma antigua y en restaurar aun mas peligroso, volver a esas cosas antiguas a traves de un lavado de cara, osea de algo superficial, lo podemos entender didacticamente como en las parabolas de Jesus si tomamos la imagen de un antiguo edificio y lo restauramos o reformamos, es evidente que la estructura antigua siempre sera respetada y sobre esta se realizara el trabajo de embellecimiento y de nueva imagen.
El evangelio de Jesus no setrata de re- lo que sea, ni de reconstruir o reedificar, aunque estas palabras si se acercan mas a la claridad de terminos que deberiamos de emplear, pues para reconstruir o reedificar puede entenderse de forma implicita la necesidad de destruir lo edificado y hacerlo nuevo.
Construir sobre la roca que es Jesus, al que primero tenemos que conocer profundamente a traves de su palabra, para asi permaneciendo ser verdaderamente libres, sin ningun rudimento ni ninguna re-estructuracion pendiente sobre ninguna estructura ya pasada ni por venir.
Jamas podremos llamarnos judios mesianicos, lo digo con todo el respeto, pero con la verdad por delante,pues el mismo nombre nos indica a las claras las intenciones restauradoras de rudimentos pasados y Pablo ya refuto este tema hace muchos años y lo podemos ver en las Escrituras, o de nuevo las vamos a ignorar???
Restaurar es una palabra peligrosa, muy peligrosa, de hecho es lo que estan intentando y haciendo muchos, restaurar las viejas y muertas formas, por eso tampoco hablemos de reforma, hablemos de nueva creacion y esta cuanto mas radical, osea, cuanto mas fundamentada en la palabra de Dios, mas de raiz sea, mejor que mejor, pues la palabra de Dios es la unica verdad y si no la conocemos bien como podremos obedecer al Dios vivo???
Quitemonos los prejuicios antiguos sean religiosos o filosoficos y los nuevos que tambien los hay, como el feminismo y otros y seamos cristianos de raiz...
Bendiciones amigos, en el nombre que es sobre todo nombre , Jesus de Nazaret, este es el verdadero Dios y la vida eterna. AMEN.

"moises emanuel" dijo...

Hola a todos los que vienen por acá. Saluditos para ti señor anfitrion de este blog. David. Primero lo primero. Me he convertido en asiduo lector del blog de Daniel, en el que en uno de sus articulos titulado "La Reforma se cae" vi un enlace en el comentario que dejo que me remitió hasta aqui. He decidido visitarlo y darle un ojito a su articulo tambien, y debo decirle ¡Que exelente imagen tiene usted de su blog! Padrisima presentación. Buen articulo. Ahora, pasemos al analisis. Antes que nada, debo decirle señor, con el debido repeto y con una crítica constructiva totalmente, que tal vez, el título no sea el mejor para su articulo. tal vez pretendió usted en un inicio girar en torno a ese tema, pero creo que al momento de vertir la redacción, el tema principal fue otro. Debo ahora decirle que difiero con usted en cuanto a ese espiritu religioso del que habla. Este espiritu tiene que conservarse, estar siempre presente en todo cristiano. Entiendo su punto. Creo que se debe a un mal empleo de dicho término. ahora es entendido como "institucionalizado", cuando se trata, como la etimología de la palabra lo dice, re-ligare. Volver a unir. Volver a unir con lo Divino. Por ahi es por donde tiene que entenderse la religión. Como cristianismo verdadreo. El mensaje del Mesias, no como institucionalzación. Ahora me salta tambien una pregunta. ¿Cual iglesia evangelica? ¿Cual iglesia reformadora o reformista? Eso no existe. Lo que hay, más bien, es una multitud de iglesitas que dicen serlo. Por eso no podemos hablar hoy dia de una "iglesia evangelica" o una "iglesia reformada". No podemos ser uno sólo. Y eso realmente me entristece.

Ahora bien, con respecto al uso de los términos que se tocaron y que "azarias" hace mencion de ellos...diré que Reforma, meparece un término adecuado. Por su puesto que se trata de volver a la verdad. Pero para enmendar ese camino, tiene antes que "reformarse", reformar lo que se tiene en este momento. O restaurarlo, como se quiera llamar. Ambosme parecen correctos, dije alguna vez que en la misma medida. Hoy digo, que le voy más al de "Reforma". aunque puede entrar "restauración tambien. Como sea. Lo que nunca debe decirse es "protestantismo", nuncalo fue. Hoy si podemos llamar de este modo a todo esto que vemos aqui en nuestro amado continente. Con todas sus letras PROTESTANTISMO. Lo podemos llamar asi. No al movimiento reformador o restaurador de aquel "Gran Siglo XVI" del doctor Martin Lutero. No es lo mismo, no confundamos.
¡Ah! antes de despedirme. La filosofía (vuelvo a decirlo, ahora en este blog, lo hice en el de Dani), no tiene por que poner a tambalear nuestra fe. Si lo hace, no es verdadera fe. De hecho, deberiase estudiar más, recurrir a ella, ayuda a acercarse al Logos. La fe tampoco es irracional. La filosofia es una herramienta más para acercarse a lo divino. Para hacernos de un espíritu más religioso. Alguien dijo sabiamente por ahi "Un poco de filosofía conduce al hombre al ateísmo, pero el estudio verdadero de la filosofía conduce al hombre a la religión". Aclaro nuevamente para que no haya problemas. Por religión debe entenderse el cristianismo. Definicion etimológica. "Re ligare". Enseñanza cristiana. No una institución. Lo hemos entendido mal, por eso se desprecia tanto el caracter religioso, pero es lo que debemos conservar. Muchas gracias por este especio y un saludo para todos y en especial (dejando ya la formalidad del usted) para ti David. Espero seguir visitandote por aca. Cuidense mucho todos. chao.

¿Qué es un MITO?


Un Mito es una cosa que no tiene una realidad concreta, que puede llegar a ser una fábula, una fantasía. Cuando un mito se confunde con algo real, la verdad se distorsiona. Algo así ha sucedido con el cristianismo actual, del que muchos escapan por el mítico concepto que tienen de él. Aún estamos a tiempo de hablar las verdades, a la luz de las Escrituras, la Palabra fiel y verdadera de Dios.