domingo

Wall-E nos Despierta

Hace unos días fui al cine con mi mujer y mi hijo para ver la película Wall-E. Es una animación espectacular, muy bien realizada... Desde luego, hay muchos comentarios en las revistas y en Internet acerca de esto, y en los que se pueden leer opiniones más entendidas que la mía en cuanto a la crítica cinematográfica, la realización, el desarrollo y el contenido.

Por eso prefiero hablar de algo que (una vez más) debiera hacernos pensar un poco. Tranquilo, no voy a contar el final del filme, para no aguarle la fiesta a los que no lo hayan visto; pero me gustaría fijarme por un momento en algo que llamó mi atención, en unos personajes que aparecen en el plano secundario de la acción: Los humanos. Por eso, no hablaré del simpático protagonista robótico, sino de ellos:

Un crucero espacial se queda 700 años vagando por el Universo porque el planeta Tierra está destruido. En su interior, las generaciones humanas se han sucedido una tras otra, y su genética ha cambiado. Las personas viven sobre unos sillones flotantes que les llevan a donde quieren, por lo que ya no andan; esto les provoca pérdida ósea y obesidad mórbida. Cada cual vive pegado a un monitor que está de continuo encendido ante sus ojos, de modo que solo conoce el mundo virtual, las conversaciones virtuales, la información virtual; esto les hace vivir ajenos a la realidad, sin ser conscientes de las cosas que hay a su alrededor, ni siquiera de las más tangibles. Y por último, tienen robots que les sirven en todo, ocupándose hasta del último detalle: Refrescos, aseo, peluquería, limpieza, guardería y cualquier frivolidad que se les pueda ocurrir.

¿ES ESTO CIENCIA FICCIÓN?

Lo puede parecer pero ¿Qué opinas si lo comparamos con algo que ocurre en la actualidad entre los cristianos?

Por cierto, como en todo buen largometraje, debo dar el aviso preceptivo:

“Cualquier parecido con la realidad, es mera coincidencia…” (je,je)

Veamos las tres cosas citadas anteriormente acerca de esos curiosos humanos:


1) La gente no sabe caminar por sí misma, lo que provoca su enfermedad: ¿Habrá gente así en las congregaciones que se llaman cristianas? ¿Gente que no sabe caminar? Me refiero a gente que no sabe valerse por sí misma, que no sabe ir a donde quiere, porque de hecho no sabe ni lo que quiere; gente que es llevada por un “sistema” automático que les mueve de un sitio a otro, pero en realidad no van a ningún lugar, porque por mucho que se desplazan NUNCA salen de las cuatro paredes de la comodidad que les marca su crucero espacial… Pero “no creo” que existan cristianos que todo lo hagan encerrados entra las cuatro paredes de un templo, ni imagino discípulos de Cristo que van de un lado a otro sin hacer nada productivo, ni es probable que personas creyentes no sepan andar, que no sean capaces ni de ponerse en pie sin algún “sistema” automático, porque el que deja de caminar por sí mismo, termina enfermando, sus huesos se ahuecan, sus músculos se deterioran… Pero no es razonable que un pueblo inteligente como el cristiano, se deje enfermar por no querer caminar, por dejar que un “ente automático” lo lleve a donde quiera ¿O quizás sí? ¿Será posible que existan cristianos acomodados en la actualidad? ¿Seguidores de Cristo que no saben ejercitar sus “músculos espirituales”, al punto de llegar al colapso, a una vida desperdiciada, vacía y sin sentido?

2) La gente no ve por sí misma: ¿Habrá gente cegada de esta manera entre los llamados cristianos? ¿Gente que no ve la realidad? ¿Alguien que sólo vea lo que “el sistema” le proyecta? ¿Habrá gente que vive aislada de las demás personas porque no ven más allá de sus propios problemas, necesidades, metas personales (o institucionales) y deseos? ¿Será esto egocentrismo indolente? Bueno, “no creo” que haya nadie así, no imagino que haya personas que solo den por bueno lo que se les proyecta en una pantalla, ni veo probable que haya nadie que olvide que el mundo tiene otros seres humanos con las que relacionarse, ni pienso que nadie viva como en una burbuja en la que decide qué cosa le interesa escuchar y qué cosa no, como si se tratara de un simple menú de computación… ¿O quizás sí? ¿Es posible que haya gente así hoy día? ¿Seres tan obcecados y obstinados que se niegan a ver que la vida es más de lo que ellos alcanzan a contemplar? ¿Se darán cuenta que mientras ellos viven su cotidiana programación, la Tierra entera clama buscando gente que la restaure? ¿Existirán aún en el siglo XXI los ciegos guías de ciegos?

3) La gente se acomoda porque los robots les sirven en todo cuanto necesitan: ¿Existirán cristianos acomodados? ¿Simples “calienta-bancos”? ¿Gente que sólo sabe pedir, pedir, y cuando acaba sigue pidiendo? ¿Personas que creen que todo cuanto les rodea está hecho para su propio disfrute, incluyendo en ese “todo” aún al resto de la gente que le rodea…? “No creo” que exista nadie que se llame a sí mismo cristiano y que esté siempre sentado, esperando a que se lo den todo hecho. Ni imagino que existan los que asisten a un templo para que les digan qué cantar, cuándo levantarse, cuándo sentarse, qué leer, que pensar, cuánto dinero dar, cuándo estar callado, qué parte de la Biblia toca leer cada día… Ni veo probable que alguien en su sano juicio, en lugar de buscar por sí mismo verdades de las Santas Escrituras, espere a que se las enseñen TODAS… ¿Quién? “Los eruditos iluminados” (OJO: Doy gracias a Dios por los buenos maestros, los que enseñan la sana doctrina con equilibrio, que nadie me malinterprete) Pero ¿Habrá gente que se limite a pedir a otros que estudien en su lugar? ¿Qué le pidan a algún asalariado que coma el alimento espiritual, lo mastique, lo digiera, lo regurgite y se lo de luego a las masas, estando aún calentito? ¿La ley del mínimo esfuerzo sigue vigente entre los cristianos? ¿Creyentes que incluso piensa que Dios mismo está a su servicio, como si fuera un “criado”, para darles todo lo que en sus deseos y deleites le pidan? No, No creo que haya gente así en las llamadas iglesias evangélicas, ni en las católicas, ni en las ortodoxas, ni en las mesiánicas, ni en ninguna que cree en Cristo… ¿O quizás sí...?


Hagamos entonces una oración como la que hizo el salmista (SALMO 139:23-24):

"Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; Pruébame y conoce mis pensamientos; Y ve si hay en mí camino de perversidad, Y guíame en el camino eterno.”

Un poco de auto-examen nunca viene mal, no sea que nos estemos convirtiendo en esos humanoides incapaces, sin metas, ni sueños, ni valores, ni mente clara, ni opinión propia… Robotizados y llevados por cualquier viento de doctrina, por cualquier cosa que nos entretenga...

Y más triste sería si además de convertirnos en todo lo anterior, luego nos atreviéramos a proclamar a los cuatro vientos que somos la luz del mundo, mientras que vivimos en el mundo virtual de un templo, creyendo que ir a visitarlo cada domingo es darle “la Gloria de Dios”

17 comentarios:

Monja dijo...

Sí.

Guille dijo...

Puajjj!!! esa imagen de la comida "premasticada" es bastante asquerosita, jajaja, similar sensación debería provocarnos la analogía espiritual no?

Es que a lo mejor David, en pleno siglo 21 la luz del mundo no se entiende ya como la flama danzarina, viva y natural a que hiciera referencia Jesús, sino que la hemos adaptado y la entendemos como la mortecina luz artificial de una bombilla eléctrica de bajo consumo. Eso si, colocada en una impresionante lampara de techo, de esas tipo araña, llena de adornos y firuletes...

Saludos!

El Peregrino dijo...

Hola Monja, te has extendido tanto que ni te entiendo, ja, ja...

Por cierto Sí... ¿A algo en concreto? ¿A todo?

Saludos!!!

El Peregrino dijo...

Hola Guille, justo esa imagen "asquerosilla" es la que buscaba dar, justo por la razón que tú explicas.

Por cierto, muy bueno lo de la bombilla de bajo consumo en una estupenda lámpara: Mucho adorno y poca utilidad. Ojalá seamos capaces de encender luces más simples y potentes.

Un abrazo.

superquo dijo...

No se me ocurrió esta lectura mientras veía la película. Buena agudeza.

Otra pregunta: Si el mundo está hecho un asco, y no hablo sólo de chatarra, ¿hay que abandonarlo y aislarse en el espacio, o subirse las mangas y trabajar para arreglar lo que uno pueda, empezando por eliminar los propios escombros y colaborando para que sea habitable?

Brisa Nocturna. dijo...

Hay,si que hay,si que habemos....tristemente.

A Wall.E le tomo mucho tiempo limpiar tanta basura hasta encontrar una plantita,cuanto nos tomara a nosotros?.

Gracias por este analisis amigo viajero.

Muchos saludos!

J_P_Cardenas dijo...

Demasiado triste, demasiado cierto.
Así como un robot-timón dominaba el rumbo de la nave de los humanos en Wall-E, unos pocos líderes ("vacas sagradas") manejan la iglesia en muchos casos.

Saludos Peregrino incisivo.

El Peregrino dijo...

Hola Don Superquo. La respuesta a tu tregunta es sí, claro que hemos de ponernos a trabajar porque, si miramos hacia atrás y hasta llegar a nuestros días, existe una multitud de monjes y eremitas que se largaron a "su espacio", para alejarse de la realidad del mundo, de la "basura contaminante", para encontrar el camino "limpio"... Y no sé si ellos encontrarían ese camino, pero desde luego, su aportación a limpiar el mundo fue y es nula, pues al apartarse, miran por ellos mismos, mientras el mundo sigue su carrera cuesta abajo y sin freno... Y no hablo de conventos católicos solo, sino de mojes budistas, hinduístas, e incluso de esos evangélicos que se encierran en una burbuja que dice: "Ni te acerques al mundo, que mancha" ¿Si no vamos nosotros mismos al mundo, cómo podremos ayudar a limpiarlo? Creo que muchos hicieron como los humanos de Wall-E: Se alejaron, y dejaron que el trabajo lo hicieran otros...

Por supuesto, empecemos limpiando nuestros propios escombros...

Muy buena tu pregunta, tiene miga para otro post. ¡Saludos!

El Peregrino dijo...

Betty, gracias a ti por tu visita, que estos días imagino que se te hace fugaz :)

Aunque existamos personas en casos de los que describe el post, será 100 veces mejor aquel que al menos lo reconoce (pues puede rectificar y poner rumbo al cambio) y no el que prefiere no darse cuenta (por pura conveniencia)

Saluditos

El Peregrino dijo...

Hola Juan Pablo, vacas sagradas hay muchas. Unas, como dices, son personas, y otras son sistemas (que han sido creados por personas, a veces con "malas influencias espirituales").

Hay quien pretende controlar: "Aquí mando yo y solo yo tengo la revelación..."

Y hay otros que se escudan en sistemas: "Sabes que el credo de esta denominación dice que tal y tal... Así que no puedo permitir que te opongas a nuestra visión..."

En todo caso, si toda la responsabilidad de dirigir una gran nave llena de miles de personas recae en UN SOLO "robot-timón", el peligro es inminente, porque solo un motín (como ocurrió en la película) podrá anular su dominio; otra opción sería dejarlo solo en la nave, que se pilote a sí mismo, je, je)

Veo que también tú sabes sacarle punta a las cosas. Creo que es un aporte muy valioso. Por cierto, tengo que pasar con más tiempo por tu blog, porque he visto que tienes un post sobre las "vacas sagradas". Ya te comentaré allí cuando saque algo más de tiempo.

¡Nos leemos!

elim-el oasis de Eva dijo...

Hola Peregrino, muy interesante y triste tu comentario, "¿así de mal van las iglesias?", me quedo con los que de manera sencilla viven su fe en pleno s. XXI, y que en realidad sólo el Señor conoce.
Fíjate cuando vi la película me hizo pensar más en los no creyentes con su Piloto Automático (el pecado) queriendo llevarles por donde quiere sin ser ellos conscientes de esa esclavitud. Pero muy bien yo utilizaré la película para despertar a los no cristianos y tú a los creyentes. Así todos despiertos...

Isa dijo...

¡Hola!, visitándote a través de Eva. Observo que todos le encuentran similitudes o semejanzas con los cristianos y consecuentes analogías espirituales. Yo lo que vi, a más de que es muy tierna la película y que si no nos ponemos todos "la pila", ¡nos va a llevar la tristeza!, ja,ja,ja,(hablando muy a lo mexicano) es que, hablando del mundo real,que la misma creación gime, ya sabes los tozudos que somos. Muy lindo tu post.Me gustó que hayas convivido con tu familia al ver juntos la película , con eso, diste más lecciones que lo que este post nos pudiera decir.
Saludos :)

El Peregrino dijo...

Hola Eva, no estés triste. LA Iglesia (singular) no va tan mal, sino ALGUNAS (plural) personas y/o algunas congregaciones. Enciendo la cadena de TV cristiana y veo una congregación asiática de casi un millón de miembros a los que les predica un "pastor" que les dice que él está en el 8º nivel de fe (el apóstol Pablo, según él, solo llegó al 7º), y amenaza a cualquiera que falte un solo domingo a sus reuniones, con que bajará al 2º nivel, peligrosamente cerca de la perdición. Luego veo "predicadores" que solo hablan de dinero, piden dinero, y dicen que todo lo importante es dinero, y miles de personas llaman para "comprar" un milagro, pactando "con Dios". Veo músicos "cristianos" que luchan contra el pirateo mientras se embolsan de 3.000 a 15.000 Euros por actuación "para la gloria de Dios", y miles los idolatran, les piden autógrafos y gritan por hacerse una foto con ellos.

A esos millones se dirige este comentario, a los que hacen las cosas sin pensar por qué, a los que ponen la mirada en dinero, fama, poder o cualquier otra cosa que no es el reino de Dios. Me gustaría que estos fueran una minoría, pero en la TV, en Internet, veo vídeos que me enseñan gente que adora a "becerros de oro", a "grandes siervos", a "adoradores ungidos", y a Dios... a Dios casi no lo conocen. Yo fui uno de ellos, Jesús tuvo misericordia de mí, y pude darme cuenta a tiempo; ahora quiero que todos (dentro o fuera) puedan simplemente plantearse el por qué de lo que hacen, si están buscando a Dios sinceramente, o están siguiendo a "siervos" que quizás (no todos, desde luego) los puedan estar desviando del Evangelio genuino.

Porque se predican muchas cosas, pero escasean mensajes del amor, misericordia, agradecimiento a Dios, arrepentimiento, comunión mutua y mutua edificación... Nadie que no esté pasando por lo que describe el post, debiera sentirse aludido. Doy gracias a Dios por cada grupo, creyente o congregación que viven sencillamente el Evangelio en el siglo XXI.

Por cierto, tu perspectiva del "robot-timón" como pecado, es por supuesto muy válida y coherente... Al fin y al cabo, Wall-E no es la Biblia, sino una imagen que nos sirve de ejemplo para muchas cosas que pueden estar pasando.

Solo quiero que cuando la gente "de fuera" se despierte, no encuentre que los de dentro estamos dormidos...

Un fraternal abrazo, y gracias por pasar por aquí y enriquecernos con tu comentario

El Peregrino dijo...

Hola Isa, gracias por pasar por aquí. Estoy de acuerdo contigo, no quiero que nadie se deprima, y por supuesto ¡Debemos ponernos las pilas!

De lo contrario, mientras que charlamos estas cosas, no va a quedar planeta en el que predicar, je, je.

Por cierto, disfrutar de ratos en familia es algo que debiera ser de lo más normal (pienso), pero sé que no todos quizás tengan esa familia con la que compartir. Le doy gracias a Dios por ellos, y ojalá tú también puedas hacerlo.

Saludos!!!

Gusmar Sosa dijo...

Bravo!!!!

El Peregrino dijo...

Gracias por tu visita Gusmar, me alegro de que te haya gustado...
¡Saludos!

Antonio Ruiz Palacín dijo...

Hola: Soy cristiano católico, pero no soy un fanático. El Supremo Pastor de la Iglesia Católica expresa muchas verdades sobre la realidad actual del mundo, pero también incurre en errores. Pertenecer a la Iglesia Católica no significa ser ciego, sordo y estúpido: una cosa es que el Papa represente a la Iglesia fundada por Nuestro Señor Jesucristo y otra considerarlo al mismo nivel y valor espiritual que el Apóstol Pedro, discípulo directo del Hijo de Dios. ¿Por pensar algo tan racional se me considera también un intolerante e intransigente? ¿No será que la falsa religiosidad de muchos católicos está tomando la figura del Papa como el líder de una organización de alcance internacional al que todos deben obediencia "muda", en vez de tomar como Maestro y Señor a Jesucristo? Dejen su ignorancia y fanatismo ciego en casa y quítense la venda de los ojos. Dejen de etiquetar con descalificativos a los muchos, que siendo católicos, pensamos y expresamos algo tan obvio y racional.



Y si piensan que los Papas están inmunizados contra el error, siento desengañarlos. Los Papas de la modernidad comparten con la ciencia las falsas teorías sobre el origen y naturaleza del Universo y del Hombre que niegan la Palabra y la existencia del Creador. ¿Fe en Dios o en su contrario? ¿No han leído en las Sagradas Escrituras que en los últimos tiempos se producirá una gran apostasía en la Iglesia?



http://laultimateoriacosmologica.blogspot.com

¿Qué es un MITO?


Un Mito es una cosa que no tiene una realidad concreta, que puede llegar a ser una fábula, una fantasía. Cuando un mito se confunde con algo real, la verdad se distorsiona. Algo así ha sucedido con el cristianismo actual, del que muchos escapan por el mítico concepto que tienen de él. Aún estamos a tiempo de hablar las verdades, a la luz de las Escrituras, la Palabra fiel y verdadera de Dios.