martes

Soy un Hereje

Recordando al mono del post anterior, ese que quería llegar arriba y tomar los jugosos plátanos pero cada vez que lo intentaba recibía una paliza de sus “compañeros”, tengo que decir algo ¿Sabes que tiene nombre? ¿Sabes como le llaman los demás chimpancés? Le llaman HEREJE…

Le llaman hereje por querer alcanzar algo mejor.
Le llaman hereje por no conformarse con lo mismo que “su grupo”
Le llaman hereje por investigar si esos “plátanos” pueden ser buenos… O quizás no.
Le llaman hereje porque no opina igual que la mayoría.
Le llaman hereje por querer encontrar explicación a esas “palizas irracionales”.
Le llaman hereje por sentirse libre para actuar como cree que debe hacerlo.
Le llaman hereje por no ser un preso oprimido por las normas institucionales.
Le llaman hereje por pensar, por no agachar asustado su cabeza.
Le llaman hereje por soñar que quizás haya una vida mejor fuera de “las cuatros paredes” de la jaula…

¿Y sabes lo peor? Que los mismos “compañeros” que le llaman “hereje”, son presa de sus propios prejuicios, de costumbres adquiridas y repetidas irracionalmente, incluso en el uso de esa palabra “hereje”… Y es que en una jaula no se puede soñar con vivir fuera de ella, ni con saltar de árbol en árbol tomando la comida fresca por uno mismo… Eso es una utopía, de modo que mejor se etiqueta al tipo que lo intente de “hereje” (cual insulto semejante a una condenación eterna y segura), y así nadie más querrá seguir los pasos del osado/a.
Si quieres leer más del tema, puedes...

El tema es que si hablamos de religiones, cristianismo y varios, es paradójico que (sin querer entrar en discusión entre grupos denominacionales) los católicos llaman herejes a los protestantes, los evangélicos hacen lo propio con los católicos, dentro de cada uno de estos grupos hay subgrupos o sectas (perdón, quise decir denominaciones) que igualmente afirman que los demás son los herejes… Y en todo este revuelo, multitudes de personas mueren sin saber que hay un Cristo maravilloso, y que es el Camino para alcanzar la vida plena, y la eterna, porque Él mismo es la Vida.

Y cuando digo esto, tengo que aclarar que la palabra “hereje”, en el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, tiene como primeras definiciones estas:

1.Persona que niega alguno de los dogmas establecidos por una religión.
2.Persona que disiente o se aparta de la línea oficial de opinión…

Pero no deja de ser curioso como este ilustre diccionario es también presa de la cultura represiva en que fue escrito, porque etimológicamente hablando, la raíz original de “hereje” para nada tenía que ver con la religión, de modo que ¿A qué viene esa primera definición? ¿Quién marca cual es el dogma correcto? ¿La Academia de la Lengua ahora imparte clases de Teología? (*) ¿Y nosotros le seguiremos la corriente una vez más? Pues yo no tengo esa intención.

En la WIKIPEDIA podemos leer muchas cosas acerca de esta palabra:

“Basándose en la etimología griega de la palabra, que proviene de "hairesis", que significa una elección o un grupo de creyentes, es una escuela del pensamiento. La herejía es la expresión de una visión desde algo preestablecido, un credo. Por ejemplo, los católicos creen herejes a los protestantes, mientras que para algunos no católicos el catolicismo es considerado como la "Gran Apostasía". En la antigüedad no tenía un significado peyorativo.”

Por otro lado, recomiendo la lectura de un artículo publicado por “Monja Clandestina” en su blog Teosubversión, y también su segunda parte de la que extraigo algunos recortes y me permito resaltar algunas citas:

La palabra hereje viene de “hairesis”: Decisión tomada, me permite ser hereje sin tener que pedir perdón. […] La palabra "hairesis" era en principio "airesis." De "airesis", vino "airetikos", siempre dentro de la matriz griega. "Airetikos" se refiere a un acto que se salga de lo establecido, sin que necesariamente signifique una contravención ni una ilegalidad. Se trataba de una libertad de elegir, y esa elección no constituía delito. […]

Pero elegir fuera de las normas propias de lo común y corriente, le daba al "airetikos" cierta notoriedad. No siempre una mala notoriedad. "Airetikos" podría ser un artista fuera de lo ordinario, es decir extraordinario, alguien que se expande fuera de las normas teóricas de lo artístico y que sale de lo convencional. En la antigüedad, a muchos de los mejores geómetras y matemáticos se los elogiaba por "airetikos", por haberse atrevido a indagar más allá de lo establecido. […]

Sin querer darse cuenta, algunos evangélicos y protestantes toman la misma definición de Hereje y Herejía que la que quedó como uso local de mano de escolásticos, inquisidores y conciliares católicos.
..

El sustantivo "pro-airesis" muestra que la herejía puede ser más bien saludable y honesta, que puede ser una muestra incluso de la libertad de conciencia para poder tomar decisiones en cuanto a la fe. Cuando una persona tiene "pro-airesis", tiene madurez, es una persona adulta con capacidad intelectual desarrollada que le permite tomar decisiones independientemente de todos sus ayos.

De modo que cuando empleamos la palabra “hereje” como sinónimo de algo malo o de desvío doctrinal, en realidad NO estamos tomando el sentido original de la palabra, sino el que le dio la historia de la iglesia “católica”. Veamos:

La historia comienza gobernando Constantino I el Imperio Romano, a principios del siglo IV d.C. Tuvo lugar en el año 317 el Concilio de Nicomedia (Nicea en latín) que entre otras cosas se erigió como tribunal para condenar a Arrio con la excomunión, si este no se retractaba de sus “pensamientos heréticos”, es decir, fuera de lo establecido por los dogmas que se estaban estableciendo por entonces. Aquí comenzó a usarse en todo despectivo o amenazante la palabra hereje (hasta entonces había sido algo así como sinónimo de elegir…)

Por no alargar la historia, podemos llegar hasta el año 1656 donde se dicta la bula “Gratia Divina” que da por definir la herejía como: “Enseñanza, creencia o defensa de dogmas, propuestas u opiniones en contra de las enseñanzas de la Santa Biblia, los Santos Evangelios, la Tradición o el Magisterio” [énfasis añadido].

Muchos textos corroboran el peregrinar hasta el deterioro del término “hereje”, pero baste con algunas anotaciones para tomar conciencia del cambio semántico:

“Se llama herejía la negación pertinaz, después de recibido el bautismo, de una verdad que ha de creerse con fe divina y católica, o la duda pertinaz sobre la misma” (Código de Derecho Canónico - CIC can. 751). -CIC# 2089.

“La herejía es la oposición voluntaria a la autoridad de Dios depositada en Pedro, los Apóstoles y sus sucesores y lleva a la excomunión inmediata o "latae sententiae" (Ver CIC can. 1364), es decir, a la separación de los sacramentos de la Iglesia.”

Bajo esta torcida visión, pretendían explicar por qué algunos personajes, fueron considerados herejes por motivos doctrinales (Lutero, Erasmo, Pedro Valdo, Calvino, Valentino y Pelagio…) La lista sería interminable. Pero sorprende aún más como convivió con la historia del “cristianismo” la que podríamos denominar “herejía científica” que en lugar de considerar la ventaja de tener mentes privilegiadas que traerían avances tremendos al mundo, prefirieron usar nuevamente la palabra “hereje” en tono despectivo y acusador, con personajes como:

- Hypatia de Alejandría, que a principios del siglo V de nuestra era, murió golpeada, arrastrada desnuda por la ciudad y despellejada, por el simple hecho de ser una adelantada filósofa y tener una mente preclara para la aritmética… como “problema añadido”, era mujer. Algo que parece estar ligado a ella, fue que uno de los lugares donde se la había podido ver a menudo, fue quemado por otros “cristianos”; hablamos de la famosa “Biblioteca de Alejandría”.

- Copérnico murió después de publicar un libro que establecía que la Tierra no era el centro inmóvil del Universo… Ya conoces la historia.

- Galileo Galilei tuvo que retractarse por decir que la Tierra giraba alrededor del Sol, para no morir de manos de la Inquisición…

¿Y qué diremos si recordamos a Jesucristo? ¿Acaso no fue un hereje para los supuestos “entendidos religiosos” de su época? ¿No creían que se salía del tiesto con sus enseñanzas y afirmaciones?

¿Por qué le cuesta tanto a nuestra cuadriculada mente admitir los cambios?

Por eso, en vista de esta escueta lista de personajes que marcaron historia, que fueron catalogados de “herejes”, podríamos decir que verdaderamente lo fueron, pero no en el sentido despectivo con que los catalogaron, sino con el del origen real de la palabra, el de personas que DECIDIERON ser distintas, formar parte de algo diferente, sobresalir en sus respectivas épocas por buscar (cada cual a su modo) la verdad, o un mayor entendimiento del mundo que les rodeaba.

De modo que si alguno quiere seguir diciendo hereje para descalificar a otro por su forma de pensar, que lo siga haciendo, pero a sabiendas de que le sigue la corriente a la “Santa Inquisición de la Iglesia Católica Romana”.

El Nuevo Testamento (versión RV60) usa la palabra “herejía” (gr. Airesis) solo en 3 ocasiones:

El texto más comprometido está en Gálatas 5:20, porque la palabra aparece con el matiz de su otra acepción, la de separación que puede desembocar en divisiones (a causa de pensar distinto). Se ve claro el sentido leyendo las palabras que cita inmediatamente antes y después en el texto bíblico (enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias…)

En 2ª Pedro 2:1 dice “herejías destructoras” donde no es la primera palabra la mala, sino el hecho de que esas decisiones tengan el propósito de destruir (ya que por sí sola, la palabra “herejías” no sería sinónimo de nada negativo en este contexto).

En Hechos 24:14 es Pablo el que dice a Félix: “Pero esto te confieso, que según el Camino que ellos llaman herejía, así sirvo al Dios de mis padres”. De modo que si seguir a Cristo es una herejía, con gusto me alegraré de que me llamen hereje.

Los que hoy dicen “hereje” bien podrían plantearse cambiar el término por: Falsos maestros, falsos profetas, engañadores, mentirosos, manipuladores, tergiversadores de la verdad, lobos vestidos de oveja, contenciosos y en algunos casos incluso blasfemos…

Sé que no es demasiado probable el hecho de que, tras cientos de años y millones de personas usando la palabra tratada en modo despectivo, esto cambie; pero al menos yo intentaré usar la palabra “hereje” con su significado inicial, como algo BUENO, como la DECISIÓN YA TOMADA de salir de lo aceptado por la mayoría, con el fin de investigar hasta estar plenamente convencido de por qué creo en lo que creo. Por eso, marcaré una sonrisa en mi rostro, alzaré mis ojos a los montes… Y cantaré esta canción:

“Quizás muchos piensen que un hereje soy,
Yo mientras sonrío, porque contento voy;

No me ofende esa palabra, a Dios gracias le doy,

Porque sigo en su Camino, ahí es donde estoy.”


__________________________________

NOTA (*): El Diccionario de la Lengua Española, comete el mismo error de definir bajo el filtro doctrinal católico romano otras muchas palabras (además de la citada “herejía”). Algunos ejemplos que podríamos dar son: Bautismo, penitencia, blasfemia, pastor o sacramento.

39 comentarios:

Luis Enrique Alvarado dijo...

Muy pero muy bueno tu articulo David, muy interesante, y es curioso tambien agragando un poco (no tengo el don de arreglar jejeje) Nos llaman herejes cuando buscamos, regresar a las sendas antiguas, nos llaman herejes al usar la biblia en el pulpito, nos llaman herejes por vivir lo que Jesus enseño.

Dios te bendice amigo
Atte.
Luis E. Alvarado

Enrique Crespo dijo...

Hey compañero!
Esta historia como que se me hace conocida ... Quizás sean los monos jejeje

Un abrazo !

El Peregrino dijo...

Si Luis Enrique.

En el post anterior dije algo muy de pasada, pero es como lo veo: Hay "alguien" (ponle nombre si quieres) que mueve el mundo, que crea corrientes, modas, sistemas, afanes... Y crea como una tela de araña con la que controla sutilmente a muchísima gente, y que intenta (y en muchos casos consigue) engañar incluso a los escogidos.

Si nadie se atreve a decir lo que ve, si nadie se atreve a intentar alcanzar los plátanos del techo, entonces creo que la "sal del mundo" se ha hecho insípida...

Paz, amigo

El Peregrino dijo...

Ja, ja, ja... Enrique, ¡Yo mismo soy un mono! (y no hablo de la teoría de la evolución). Lo que pasa es que ahora intento no darle golpazos a nadie, sino trepar por las paredes de la jaula para ver si los plátanos son de plástico o de verdad...

Un gusto verte por aquí.
<0>< Un abrazo.

Monjaguerrillera dijo...

Hola don Nomasmitos.

Primero, le agradezco su mención.
También porque le haya interesado el tema, y sobre todo por la inquietud en operar a conciencia un cambio de actitud. Hay mucho por decir todavía, no tanto valiéndose de diccionarios sino de cómo se ve en la mida cotidiana el modo de auto autorizarse apologeta y de convocarse unos a otros a conservar o preservar cosas que no tienen vida más allá de la tradición en que crecieron como cristianos.

¿Ha probado alguna vez preguntar a los que la creen defender qué es la "sana doctrina"? Le responderán con veinte toneladas de supuestos y con ninguna realidad contundente que la defina.

Por ejemplo, aquí esta el hermano Luis Alvarado. Entiendo que está en sus pasos de hallar su tono y de encontrar un registro que suene como él quisiera en sus artículos. Eso es muy difícil de lograr pero se puede. Entiendo, digo, porque en él veo una gran cantidad de incoherencias y quizás se deban a una búsqueda abierta por múltiples perspectivas simultáneas.

La primera de las incoherencias es la de publicar temas que según él comprometen la verdad y la integridad bíblicas, y señala de herejía al producto del cual sospecha. Al mismo tiempo, está orgulloso de ser tratado como hereje, nada más que porque se sale de los cánones de la teología de la prosperidad y de sus similitudes.

Comenzó escribiéndome y haciendo referencias a lo que en alguna ocasión escribí, pero se ve que ha sido apalabrado por un ayo para quitar de su blog cualquier noción que yo anteriormente haya expuesto. Se ha tomado para sí bases que no le eran propias, pero ha borrado la memoria de donde las tomó. Eso es de menor importancia.

Hay una incoherencia mayor: Ahora que usted cita párrafos que he escrito, y que el tema no estaba en ninguno los blogs expresado de esa forma, viene y dice que le parece muy bueno.

Entiendo, insisto, en que pueda estar buscando equilibrarse, que pueda estar queriendo saber cuál es su "nota de sol" para guiarse en la expresión de su fe, pero se puede luchar por un equilibrio siempre que se mantenga una coherencia.

También habla de gracia (esa palabra no estaba en los blogs protestantes de tres años hasta la fecha) y al mismo tiempo de regresar a "sendas antiguas" mezclando la ética con la soteriología. O no sabe lo que es la gracia y no quiere saberlo, o da por asumido lo que una "senda antigua" sea, poéticamente hablando en el lenguaje bíblico.

Sé que me hago odiosa señalándoselo en público, pero los herejes tenemos una libertad mayor: que es la que otorga la honestidad tanto en el acierto como en el yerro, y siendo frontales.

Yo le preguntaría al hermano Luis Alvarado ¿Qués es usar la Biblia? ¿Cómo sabe que la está usando? ¿Sólo porque la cita? ¿Qué es la Biblia? ¿Qué es vivir lo que Jesús enseño? ¿Que es lo que Jesús enseñó? Y sea lo que fuere que haya enseñado ¿por qué dicho así en tiempo pasado: "enseñó", como si hoy no enseñara?

De esas posibles respuestas se verá luego bien claro si hemos comprendido de que se trata el evangelio, si lo estamos comprendiendo y si realmente tenemos la intención concreta de abandonar la irracionalidad de una tradición heredada que no tiene base ni futuro.

Si es cierto que nos proponemos revaluar el significado de las palabras que usamos para dejar de repetirlas sin sentido, hagámoslo.


Sincera y respetuosamente.
Saludos.

Gusmar Sosa dijo...

Me han llamado hereje, y muchas veces dolió no tanto por la palabra misma y su significado, sino porque salió de labios que yo admiraba, admiración que fue introducida en mi sistema de creencias mediante un astuto condicionamiento a través de los años en una jaula. Bueno, fui dandome cuenta de muchas cosas mientras caminaba, y creo que es "una bendición" ser herejes!!! jajja. Saludos buen amigo.

superquo dijo...

Mi intrépido amigo Peregrino, yo que soy más pusilánime, no llego tan lejos como tú :)
No termino de considerarme un hereje... todavía. Será que aún tengo demasiado interiorizada la acepción del diccionario. En ese sentido, ni "niego" ni "disiento" ni "me aparto". Al menos hoy.
Pero como explicas, las palabras se impregnan de significados con el paso del tiempo y otros se desprenden (o los arrancan). El significado etimológico original de una palabra muchas veces está lejos de sus connotaciones actuales.
En el sentido que tú presentas será que sí, somos herejes, soy libre de examinarlo todo y retener lo bueno (qué gastada está esa frase, pero así es), libre de poner en duda especulaciones presentadas como hechos, libre de buscar piezas diferentes que encajen mejor.
Nunca me han llamado hereje, pero si lo hacen, dudo que sea con el sentido que estamos comentando. No, no quiero que me llamen hereje.
Y tampoco creo que quiera llamarte hereje, francamente, sigue sin gustarme cómo suena. No me libro de las connotaciones.
Además, si un día me parece que vas demasiado lejos, ¿cómo te vilipendiaré? Tendré que llamarte hereje destructor. Ah, pues no suena mal.
Entonces, mientras sigas siendo constructivo, me parece bien que seas un hereje :)

Anónimo dijo...

Mi amado, sabes, una de las necesidades mas grandes que siempre ha tenido el hombre es la aceptación, vivimos un cristianismo exclusivista en estos días, las iglesias son emporios tipo feudal con tintes totalitarios cuya piedra fundamental son los dogmas del pensamiento humano tan avasalladores que oscuresen la veradera y pura teología biblica , sí, es cierto que existen muchos creyentes sinceros pero esto no justifica la ignorancia adquirida con el rose constante del conformismo y el vasallaje que impone la autoridad humana ,emancipadora de la divina verdad colocada por el altísimo en la Igesia de Cristo, se ha derrocado al Espíritu Santo como guía y protector de la iglesia, por el monótomo run run de de las costumbres y tradiciones nacidadas del terreno fertil de la manipulación y hoy en día tenemos inmensas estructuras religiosos, portentosas esculturas babilónicas que brillan con luz artificial porque es así como lo han decidido.

Pero el creador tiene la última palabra, aún así sus destellos dan aires de respiro y vida a un cuerpo de Cristo imposibilitado por la enfermedad de sus miembros engordados de enseñanzas cohersitivas y hundidos en la pasividad mas abrumadora que los inactiva, sus sillas son como lápidas criogénicas que guardan en hibernación los Dones con que fueron dotados cada creyente por el Espíritu Santo.
Hoy debemos como dices derribar la pared del conformismo y darnos cuenta que más allá del límite de cada Iglesia esta un llamado del Espíritu de Dios a vivir en la sencillez y la inocencia del verdadero cristianismo reservado solo para aquellos que no quieren vivir una vida miserable y acartonada dentro del sistema eclesiastico.
Buscar lo que ya hemos encontrado es olvidar lo que estabamos buscando.
te felicito por tu blog, esta muy interesante. me motiva.
Bendiciones del altísimo
atte Macelot.

Abel García García dijo...

¡¡Excelente post!! Has sabido expresar tristes realidad de nuestra iglesia, que ojalá podamos superar en algún momento.

Muchos saludos,

El Peregrino dijo...

Hola Clandestina, bienvenida al coloquio.

Al comentar sobre Luis Enrique, me hace pensar en mí mismo, recordar cosas. Yo he sido llevado durante muchísimos años por las corrientes de ciertas denominaciones. No es fácil desde dentro llegar a captar cuántas cosas son confiables y cuántas se nos cuelan, y a veces Dios mismo es el que prosigue con su proceso para depurar nuestra vida; y en ello estamos.

La variedad de criterios, la multitud de corrientes cristianas de la actualidad, lejos de acercarnos a esa "sana doctrina", nos aleja. La diversidad puede ser incluso buena, pero el que se atreve a investigar tendrá que pasar por el proceso de recibir mucha información y ejercer ese discernimiento tan ausente en algunas congregaciones cristianas, usar ese "labibliadiceque" escudriñadlo todo, retened lo bueno.

¿Sana doctrina? ¿Qué es eso? Si en el siglo IV tuvieron que hacer concilios para decir cual era esa sana doctrina, y ahora tenemos que aceptar sus decisiones (el canon de la Escritura, por ejemplo)...

Yo no sé definir esa sana doctrina (sé decir lo que me gustaría que fuera, pero esa que se cita en la Biblia...) Eso da para otro post, y eso sin citar que por remontarnos a los orígenes nos tendríamos que ir a examinar el propio canon escritural (de eso, doña Monja, usted sabe muuuuucho más que yo) Por eso tomo con alfileres eso de "volver a la iglesia primitiva", porque es hermoso decirlo, pero no creo que nadie quisiera ser perseguido, vivir escondido, no tener un bonito templo donde congregarse, no poder usar instrumentos musicales porque en las carreras no da tiempo de cargarlos, no disponer de un potente micrófono para predicar, sufrir martirio... Claro que no todas las congregaciones padecieron eso, lo cual indica más si cabe que cada "iglesia primitiva" tenía sus propios patrones influenciados por la cultura, idiosincrasia, posesión de más o menos escritos sagrados, la tradición oral adquirida. Eso también da para otro post, pero me quedo con aclarar que entiendo que hay principios de esa iglesia primitiva que pueden ser muy válidos para nuestros días, pero una cosa es tomarlo como punto de referencia, y otra muy distinta es pretender copiar modelos que terminaron en "poco" tiempo siendo lo que fueron.

Y sí, hay ciertas tendencias en el cristianismo que están cobrando fuerza, y que promueven un debate (teología de la prosperidad, ecumenismo...) Pero sin duda hay muchísimas cosas más que requieren nuestra atención. ¿Cuales? Demasiadas: El modelo jerárquico de la mayoría de las congregaciones, el autoritarismo profesional, la falta de conocimiento por pura desidia en el cristiano de a pie... Y eso sin tocar la identificación precisa de esa "sana doctrina"

En fin, el proceso no es fácil, el camino puede ser largo, pero intentaremos adquirir cada día más cordura y coherencia para que nuestro actos y nuestras opiniones concuerden con lo que Dios desearía encontrar en su Iglesia amada, esposa limpia y sin mancha, sin arruga...

Al menos (y en eso no me incluyo yo sólo, sino a todos los que pasan por este blog y otros muchos), hay gente que empezamos a despertar de un letargo, con la intención de conocer más a Dios, y menos a las costumbres heredadas sin sentido... Si estoy en el camino, ya eso me anima; cómo de bien corro la carrera, Dios lo sabe, y confío en que de algún modo me enseñe, nos enseñe a todos.

Gracias por comentar, y por seguir siendo frontal como buena hereje. Podemos seguir hablando porque hay muchos flecos por aclarar ¡Hay tanto que aprender y este tiempo que nos "limita" pasa tan veloz!

Un fuerte abrazo.

El Peregrino dijo...

Bueno Gusmar "hereje" Sosa, el experimento va a dar fallos con usted. Se supone que tiene que seguir admirando a quienes tiene que admirar, y no cuestionar sus propósitos buenos y loables... Ja, ja... Si, ya sabes, es brooooma.

Brother, eso de ser hereje da mucho trabajo, y si encima te atreves a dirigirte a los científicos como queriendo ayudar, ellos se asustan diciendo: ¡El mono está hablando, el mono está hablando! Y no salen de su asombro porque piensan que solo ellos, mentes lúcidas, saben hablar.

No es esto un mensaje a la sublevación popular, pero sí a que en la Iglesia no debería haber barrotes de jaula que separaran a los entendidos de los demás diciendo que los otros son meros "pobrecitos-manipulables-mono-ojevas"

Uff, ya me colé otra vez, esto de ser hereje se me sube a la cabeza... je, je.

Un abrazo, amigo.

El Peregrino dijo...

Ay David, eso es justo lo que pasa, que han robado semántica a la palabra en cuestión, y hoy día no es probable que nadie la use para elogiar a otro precisamente. Soy consciente de ello, y que por ese mismo motivo, si me llaman hereje, sé que no lo dicen como una cosa bonita, sino como un "vascaminoalaperdición". Por eso, si te incomoda, no me llames hereje, llámame amigo, porque de un modo u otro lo que desde luego pretendo no es otra cosa que edificar al cuerpo de Cristo, y dejarme edificar también, entre otras cosas por vuestros comentarios, vuestros blogs... Esas diversas panorámicas personales pueden volver loco a más de uno, pero con equilibrio podemos aprender mucho los unos de los otros, y ese es el fin, que estemos dispuestos a aceptar que NINGUNO de nosotros tiene la perfecta e inerrable doctrina como posesión personal, aunque unos se acerquen mucho más que otros.

Lo que tampoco debe ser, es pretender reformar las cosas y luego establecer un dogma con esas reformas, llamarlas protestantismo y luego institucionalizarlo, de forma que se transforme en otra rígida religión que deja de "protestar"... Y ese equilibrio entre la Verdad y la rigidez asustadiza, solo lo puede traer el trato íntimo con Dios, porque Él no habla muchas verdades, sino solo una. Cuanto mejor le conozcamos, tanto mejor será nuestro camino.

Si para eso tengo que ser un hereje, si debo pensar diferente, si tengo que dejar de hacer lo que hacía, me doy cuenta que no hago realmente nada nuevo, solo "estimo como basura" todo lo que "creía" ser, lo que "creía" saber... E inicio el camino e esa búsqueda que me llevará toda la vida... por eso soy "el Peregrino", je, je, caminando voy...

Un fuerte abrazo David, y no te preocupes, que en vez de hereje te llamaré buscador de la Verdad ¿Te gusta más?

PDTA: Espero que yo nunca te de razón para que tengas que vilipendiarme, ja, ja... Pero si ves que lo necesito, hazlo sin dudar con las palabras más fuertes que conozcas.

El Peregrino dijo...

Hola Macelot, me alegro de conocerte.

No digo haber encontrado la manera perfecta de hacer las cosas, pero algunas de las cosas que citas son las que me llevaron a hacer lo que hago, porque entiendo que ninguna de estas cosas que muy bien describes debieran darse en las congregaciones cristianas, y se dan. Tomo nota de tu escrito y resalto esto:

- Conformismo (nos duerme, nos relaja, nos deja sin ganas de aprender)

- Autoritarismo humano (mal empleado, para avasallar en vez de cuidar con amor sincero, convirtiendo a los que debieran ser los mayores servidores en los mayores jefes: El Evangelio al revés)

- Babilonia (estamos sucumbiendo a esos ídolos de pies de barro, a un sistema que se mete en la iglesia y la pretende controlar. No quiero formar parte de Babilonia porque el juicio sobre ella viene, y si leemos Apocalípsis vemos verdades aterradoras a las que muchos permanecen pasivos o ausentes... La gran ramera no es la iglesia católica, es la iglesia que se aparta de la Verdad, y eso no tiene ni nombre ni denominación, y puede incluir a mucha llamada "evangélica"...)

Dones hibernados (Si un predicador lo hace todo y los demás toman notas, aprenden como papagayos y se van tan tranquilos... ¿Cuándo llega el momento de la edificación mutua y de desarrollar esos dones? ¿El único don reconocido hoy día es el de la "alabanza" y el de algunos privilegiados que obtengan un bonito lugar en la jerarquía del lugar?)

- Vida miserable y acartonada dentro del sistema eclesiástico. (La frase habla por sí sola)


Gracias por dejar tu comentario, esconde muchas cosas interesantes y es parte de lo que enriquece este sitio.

Lo que pasa es que si sigo así, no sé si llamarme hereje o "protestón", je, je.

Que Dios te siga guiando.
Saludos...

El Peregrino dijo...

¡Hola Abel! Me alegra verte por aquí.
Tu deseo es mío, ojalá se cumpla... Seguro que Dios hace algo por que así sea, y espero que cuando eso suceda estemos en el lugar correcto.

Saludos, peregrino...

superquo dijo...

Peregrino, amigo, eso te voy a seguir llamando. Hasta aquí no has dicho (muchos) disparates, pero si comienzas, no te voy a vilipendiar, espero ser capaz de algo más constructivo :)
Por último, lo de buscador de la Verdad también está muy bien, pero estoy pensando que a ti sí te dejaría llamarme hereje.
Gracia y paz

Gusmar Sosa dijo...

Ey !!!!! Me asustaste al principio de tu respuesta mi comentarios!!!jajajajaja. Saludos nuevamente brother!!!!

Luis Enrique Alvarado dijo...

Dios le bendice Hermana Gabi

Gracias por su critica que ha escrito de mi, lo digo en buena onda, se que no lo hace de mala onda (espero jejeje) la verdad yo no tengo estudios teologicos lo que e aprendido a sido preguntando y con mi biblia.

En el blog tengo diferentes temas, si creo en la prosperidad, en la sanidad solo que como muchas doctrinas creo que hemos caído en un abuso o un exceso al igual que en muchas otras cosas, para mi una herejia es que te sales del patron biblico, no de la tradicion sino de la biblia, para muchos como comentas si me han dicho hereje por no apoyar los diferentes abusos en las doctrinas que te mencione y si eso es ser hereje pues si lo soy, para mi la gracia es lago que yo no podia alcanzar por mi situacion espiritual y moral pero que Cristo alcanzo por mi, al referirme de las sendas antiguas me referia a la SANTIDAD lo cual no comente creo, hoy buscamos nuevas identidades como iglesia siendo que nuestra identidad ya a sido formada por Dios.

Sabe si visito tu blog no comento pues me dio la impresion que no le haya simpatizado, se que comento y cometo muchos errores, pero trato de ser sincero y transparente, no se a que se referiste al decir ....pero se ve que ha sido apalabrado por un ayo para quitar de su blog cualquier noción que yo anteriormente haya expuesto.

Se ha tomado para sí bases que no le eran propias, pero ha borrado la memoria de donde las tomó.
La verdad no se a que se refirio Hermana Gabi?

Yo le preguntaría al hermano Luis Alvarado ¿Qués es usar la Biblia? ¿Cómo sabe que la está usando? ¿Sólo porque la cita? ¿Qué es la Biblia? ¿Qué es vivir lo que Jesús enseño? ¿Que es lo que Jesús enseñó? Y sea lo que fuere que haya enseñado ¿por qué dicho así en tiempo pasado: "enseñó", como si hoy no enseñara?

Bueno, Para mi usar la biblia es aplicar los conceptos que hay en ella, como se que la estoy usando? si realmente me dejo Guiar por ella!!! si me esta llevando a donde ella quiere y no donde yo quiero.

Se que citar la biblia no es usarla, los testigos de Jehová la citan y no la usan correctamente, Para mi la Biblia es la palabra de Dios hermana donde me puede hablar si estoy dispuesto a oirlo. Que es vivir lo que Jesus enseno? Es hacer real sus mandamientos por mucho que me cueste, creo que su mensaje sigue vigente el dia de hoy , el no cambia.

Como le dije gracias por tu comentario, pues se que eres una persona transparente, tal vez no le guste mi blog y es respetable, espero y no me tome a mal este mensaje hermana.

Con todo mi respeto hacia usted.
Atte.
Luis E. Alvarado

El Peregrino dijo...

Bueno David, es un alivio poder conversar así... De todos modos, no me importa si hay algunos "pocos" disparates, que los saques a la luz, para dialogar, para entendernos unos a otros... Sé que puedo ser muy mordaz, quizás demasiado para el gusto de algunos, pero siempre insistiré en que este es un sitio abierto al diálogo. Por eso no hay moderación (ni censura) de comentarios, ni letritas de acceso, todo para facilitar al que pase por aquí a dejar sus huellas, de las que espero poder aprender...

Te mando otro abrazo fuerte, paisano, y pido que Dios nos siga iluminando en su camino, para que cada día veamos con mayor claridad todo lo que Él estime que es digno de verse.

El Peregrino dijo...

Gusmaaaaaar, perdona amigo, ya sabes que soy un niño de siete años, y eso me hace bromista, espero que no lo sea en exceso, je, je. Pero si me cuelo alguna vez, me avisas, de niño a niño...

Un abrazo.

Susanita dijo...

Excelente enfoque. Algo positivo de todo esto: Por lo menos en medio de tanta "herejía" estamos claros que hay un solo Dios verdadero.. aunque lo vivamos de maneras tan diversas. Saludos desde Nicaragua!

hapuc dijo...

yo soy una hereje post moderna... jajjaja oye gracias por tus palabras acerca de tu esposa... me ayudan bastante

un abrazo

El Peregrino dijo...

Hola Susanita, bienvenida al blog y gracias por comentar... La diversidad puede llegar a ser hermosa cuando se crea la armonía, como enun buena orquesta, con instrumentos de todo tipo pero tocando todos la misma sinfonía, consiguen crean un regalo para los oídos.

Dios nos ayude a tocar así de bien para los que aún no andan este camino de "herejes", je,je.

Te envío saludos desde el Sur de España hasta tu Nicaragua!!!

El Peregrino dijo...

Ivonne, gracias a ti por escuchar... Espero que Dios te ayude en ese tema tan importante... Y que a pesar de ser "hereje y postmoderna" puedas encontrar lo que buscas... Ya sabes.

Dios te guíe. Saludos!!!

Claudia Gonzalez Cañas dijo...

Hola mi estimado Peregrino. Este post me hizo recordar la clase que dí sobre la Edad Medieval, donde les hablé a los alumnos el antiguo régimen cristiano. Y sabes, a la semana llegaron comentarios a mí de algunos adultos, sobre lo que yo hablaba, que no era cierto. Te darás cuenta como me sentí. Una hereje.

Bueno asi es la vida, no?.

Un abrazo amigo, como siempre encantada de tus post. Muy buenos

Claudia

Isa dijo...

¡Hola Peregrino! ¡Buen post!. Recuerdo la primera vez que me dijeron "hereje", ja,ja,ja, me quedé ¡fría! por que yo tenía una definición en mi mente y ¡para nada lo era!, pero desde la óptica de esta persona ¡si lo era! y bueno, su religiosidad era vana y vacía, así que ¡me consolé por lo de hereje!, je,je.
Saludos hermanito Peregrino.

El Peregrino dijo...

Hola Claudia, la verdad es que así es la vida, los unos con sus herejías o los otros acusando de herejes, unos siendo herejes por decir las cosas que creen (aunque no sea la opinión mayoritaria), y otros usando "hereje" como insulto...

Hay demasiada gente que habla sin saber ni lo que dice, en ocasiones es mejor no prestar atención a ciertos comentarios que pretender herir y no edificar... Así que sigue adelante, Claudia, seguro que tus "herejías" edifican a quien las quiera escuchar.

Un abrazo

El Peregrino dijo...

Isa ¡Bienvenida al grupo de "herejes unidos"! Ja, ja... Mejor consolarse tomando la parte buena, que dejarse dañar por los "santos-perfectos" que nos acusan ¿No?

Un saludo, amiga. Gracias por peregrinar desde tu manantial hasta estos caminos peligrosos...

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Hola! Me quedé leyendo los comentarios.
Realemente me gusta tu red de amigos. Sobre toda, la espontaneidad y sinceridad.
Puedo ser tu amiga tambien?
Seguiré leyéndote.
Un abrazo de mona!
:)

El Peregrino dijo...

Hola Ferípula, eres bienvenida siempre que quieras pasar por aquí, y si compartes tus opiniones aún más, creo que es bueno enriquecernos los unos de los otros...

Además ¿Cómo me voy a negar si nos ofreces un abrazo de mona?

Te mando otro abrazo hasta tu hermosa tierra... de parte de un "mono peregrino y hereje" je, je, je.

Brisa Nocturna. dijo...

Mi amigo, ya habia leido este tremendo articulo estos dias, solo que no habia tenido la calma para venir a comentar.Como llego de ultima, y ya todos han hecho muy buenas aportaciones, solo que me queda decirte que sigas con tu herejia, con tus escritos y que no le hagas caso a los monos con sus palos. Yo te leo y me ayudan mucho lo que escribes y como lo escribes, aprendo muchos de ellos.
Un abrazo y un gran saludos desde aca!.

El Peregrino dijo...

Amiga "Brisa", tus palabras nunca llegan tarde. Leer las "parrafadas" que suelto ya son un ejercicio para la paciencia, de modo que encima comentar... A mi me pasa a menudo, leo muchas cosas, aprendo de muchos sitios, (disfruto de hermosos lugares donde la brisa susurra cálidas poesías) pero no siempre saco tiempo para dejar mis huellas...

De todos modos, me alegra saber que este sitio te pueda ayudar, porque siendo así, será que Dios tiene algo (o mucho) que ver en ello.

Por aquí todavía tengo que esquivar algún que otro palo, y es que los "monos" parecen multiplicarse, pero yo he visto "los plátanos" y no cejaré en mi empeño hasta que los alcance...

Te mando un abrazo muy fuerte, de hereje a poetisa libre :)

Varo dijo...

Muy buen Post, excelente.
En mi caso me han llamado hereje y blasfemo, claro esta que muchos creen que soy injurioso a Dios cuando en realidad lo soy al sistema establecido, siempre le busco lo gracioso a los dogmas e ideologias.

Creo en el mensaje y las enseñanzas biblicas, mas no en todo lo demas. Para mi sale sobrando.

Y como siempre me ha metido en mas de un problema, como chango me gusta subir y no solo tener los platanos si no regalarlos cuando bajo.

Saludos

El Peregrino dijo...

Hey Varo, cuidado que si encima repartes plátanos por ahí, te vas a meter en problemas mucho más serios que una simple paliza, je, je.

Es cierto, creo que es importante estudiar con profundidad para conocer bien cada cosa... Dejarse llevar sin razonar es de "tontos", o de monos.

El sistema debiera ayudarnos, pero suele entorpecer. Pasa algo parecido con la Biblia, que si se lee con mente dispuesta a escuchar al Espíritu Santo te da entendimiento que te llena de vida, pero si se usa mal, si a las letras se les quita esa Vida o se las saca de su lugar... al final pueden matar, y a veces lo hace por boca de "monos", je, je.

Te mando saludos hasta México, peregrino del camino

elprincipiooelfin dijo...

Muy buen Post don peregrino, realmente me agrado.

Lo único que no me agrada es la escritora esta que se presenta tratando de enseñar lo que ella ni sabe, me refiero a tu amiga a doña monja, por ejemplo aquí ella critica al Sr. Alvarado, no entiendo su postura se que es teóloga pero no puede hablar mas claro? Además se me hace muy poco ético ventilar sus diferencias doctrinales aquí, yo le he escrito pero no eh tenido ninguna contestación, le escribí dos veces en diferentes comentarios pero no los publico, no eran ofensivos aclaro.

Espero y tenga cuidado querido peregrino de personas que dicen saber pero que se acobijan en puros pensamientos de humana sabiduría y no con la biblia.

Perdón si derrame un poco de amargura, pero esa teología me da nauseas, huele a muerte.

El Peregrino dijo...

Hola "Inquisidor" ¿Sabes? Cuando inicié este blog, decidí no bloquear los comentarios de nadie (salvo que contuviera algún spam o re-dirección a virus nocivo o sospechoso) porque creo que la riqueza de exponer algo es recibir los comentarios favorables, y los adversos, porque de todo se puede aprender.

Pero reconozco que NO me agrada tampoco a mí ningún tipo de ataque personal. Si lees cualquier artículo de este blog, verás que intento derribar cosas que considero erróneas, sabiendo que yo mismo puedo estar equivocado, pero trato de no citar nombres porque no quiero hacer ataques contra personas, sino contra "mentiras, falsedades y mitos", sea quien sea que los use.

El dejar esa libertad de diálogo no quiere decir que me identifique con la totalidad de los comentarios (sí con la mayoría), ni que todas las personas que comenten sean mis "amigas" (aunque reconozco que he encontrado gente maravillosa a través de este blog). Espero que lo entiendas.

Por mi parte procuro ser amable (que no es lo mismo que hipócrita), e intento expresar lo que estimo sin atentar contra nadie, y siento mucho que algunos comentarios así lo hagan (o al menos "parece" que lo hacen). De igual modo, sé que estas palabras podrían no gustarle a algunas personas, pero no estoy aquí para adular ni para vilipendiar, ni para tirar flores ni para tirar piedras contra nadie, porque mis propias imperfecciones son muchas para atreverme a tal cosa. Por eso agradezco que hayas considerado este sitio como bueno para expresar tu opinión, porque para eso está, y espero que los demás que comentaron tengan esto en cuenta.

Gracias por tu visita, y que Dios nos ayude a todos a hablar lo que edifica, y también a corregir con "gracia y amor" cualquier error que pudiéramos encontrar. Saludos

elprincipiooelfin dijo...

Gracias mi querido peregrino.
Viva la libertad y el respeto.

El Peregrino dijo...

Gracias a ti por tu comprensión y tu visita. Y amén a tu segunda frase.
Un cordial saludo.

Arturo dijo...

No puedo menos que comentar que todo el discurso ( más o menos documentado por cierto), está dirigido a un solo pensamiento final, i.e., Mi dios es mejor que tu dios y yo, por ende, soy mejor sacerdote que los que has conocido. Ergo, quiero todo tu dinero.
Todo este tinglado parte de un falso supuesto. Cristo, Jesús, o quien sea. No existió.

Yo amigo si soy un hereje de buenos cimientos. No quiero desatar pólemicas solo quise establecer un punto.

El Peregrino dijo...

Hola Arturo, perdona la tardanza en responderte, no pienses que no me interesó hacerlo. Coincidió que estuve desconectado de internet y del blog estos meses, y tu respuesta, junto a otras muchas, se quedaron "en el aire". Espero me sepas perdonar.

Ante todo, gracias por tu sinceridad al comentar, entiendo tu postura, y que quieras marcar tu situación, que coincide por cierto con la de una gran mayoría de la humanidad.

Yo quisiera marcar otro punto, y es que ni soy (como ya sabes) ni PRETENDO ser mejor que tú ni que nadie, ni mucho menos busco dinero. De ser así, pelearía por derechos de autor, y tendría el blog lleno de publicidad para "captar" dinero y "clientes": Nada más lejano a mi intención.

Lo cierto es que la intención de lo que escribi, no fue la de decir que mi Dios es mejor que el tuyo (o que el NO existente tuyo), sino que hay gente que está en un punto intermedio, que quiere creer en Dios y no pueden hacerlo por las incongruencias que ven en los que lo predican, y yo les digo a estos que sí, que tienen razón, que es difícil creer en Dios si los que te hablan de Él no viven lo que dicen: Eso se llama hipocresía, y por desgracia abunda en las religiones de todo tipo.

Entiendo incluso que no creas en Dios, pues este mundo tomó un matiz que nos lleva a todos a ello, y no intentaré convencerte de lo contrario. Al fin y al cabo, todo el que dice que Dios no existe (corrígeme si me equivoco), es porque tiene otro "dios" que le sustituye, no sé si me entiendes: Todos creemos en algo, incluso el acto de no creer en Dios es en sí CREER en ello.

Si divago un poco, como "si dudara" de lo que creo, podría proponerte un "juego":

Si yo creo en Dios y fuera falso, un día moriré y no encontraré nada, pero al menos habré vivido feliz con mi propia conciencia, porque disfruto de ser lo que soy, no estoy sujeto a normas prohibitivas sino a una conducta que me hace feliz por ser como soy. Por lo tanto, en cualquier caso salgo ganando.

Si tu no crees en Dios, sigues viviendo feliz (imagino) porque estás contento con lo que haces, pero cuando mueras, si por contra Dios existe, ¿Qué pasa entonces? ¿Esperas un final feliz?...

Quizás te resulte irónico, pero las dos caras de la moneda de mi fe "irracional" me hacen ganar, mientras que la sopesada determinación de la tuya tiene una cara "bonita" y otra "incierta" ¿Quién arriesga más de los dos? ¿Será más racional lo irracional? ¡Podria darse la paradoja!

Espero no malentiendas mi intención, no hablé con versículos ni pretendo convencerte de la existencia de Dios, solo quise explicar "mi punto" de un modo "profano" si cabe la expresión.

Gracias por tu paciencia. Saludos, caminante.

¿Qué es un MITO?


Un Mito es una cosa que no tiene una realidad concreta, que puede llegar a ser una fábula, una fantasía. Cuando un mito se confunde con algo real, la verdad se distorsiona. Algo así ha sucedido con el cristianismo actual, del que muchos escapan por el mítico concepto que tienen de él. Aún estamos a tiempo de hablar las verdades, a la luz de las Escrituras, la Palabra fiel y verdadera de Dios.